Search and Hit Enter

ESTOY MUCHO MÁS TRANQUILO Y PUEDO LEER MÁS RÁPIDO – Mosaab Dourou, 12 años.

Mosaab Dourou es un niño de 12 años al que actualmente estamos ayudando para mejorar su salud visual. Según la familia, hacía más de 5 años que Mosaab se quejaba de dolores de cabeza frecuentes y notaba la visión borrosa. En el colegio evitaba sentarse cerca de la pizarra y alejaba la vista del papel, tenía problemas de lectoescritura y su rendimiento en general no era muy bueno. Además, estos problemas se habían traducido en una actitud demasiado activa e inquieta que le impedía seguir con normalidad el horario lectivo.

Después de repetidas visitas con la Fundación Etnia Barcelona detectamos una hipermetropía baja que inmediatamente recomendamos corregir con la ayuda de nuestras gafas y otros cuidados de salud visual. Además, esta hipermetropía le había provocado otro tipo de dificultades como, por ejemplo, inmadurez de la percepción visual. Este problema le obstaculizaba cumplir los retos académicos que se le presentaban, generándole frustración.

Ahora mismo llevamos un total de 6 sesiones y hemos observado mejoras. Así está experimentando Mosaab esta terapia visual:

¿Cómo te diste cuenta de que tenías un problema visual? Porque me dolía mucho la cabeza y los ojos.

¿Habías llevado gafas anteriormente? No, es la primera vez que me pongo gafas y la verdad es que veo mejor, lo veo todo mucho más claro.

¿Qué esperas de esta terapia? Espero mejorar mucho más de lo que ya lo estoy haciendo ahora.

 ¿Estás notando algún cambio en tu día a día en la escuela? Sí que noto cambios, estoy más tranquilo, leo más rápido y veo mucho mejor.

Estamos viendo como Mosaab ha mejorado en la escuela, ya que ahora puede seguir el horario lectivo con total normalidad, incluso está mucho más tranquilo. Nos cuenta que los dolores de cabeza ahora son esporádicos y ya puede enfocar mejor la pizarra y el papel.

Aunque estamos muy contentos con las mejoras, esperamos que al finalizar esta terapia Mosaab consiga eliminar completamente sus síntomas y haber mejorado, aún más, su rendimiento escolar y comportamiento.

Los procesos de terapia visual siempre traen consigo una mejora en síntomas de todo tipo: no solo a nivel físico, sino también social y de aprendizaje en casos infantiles. En general, los niños y niñas se sienten más preparados para alcanzar los objetivos escolares e incluso podemos ver cambios de comportamiento. Por ejemplo, niños muy introvertidos que ahora se socializan con más facilidad o niños excesivamente activos que ahora son más tranquilos y organizados.

Queremos destacar que en estos casos la colaboración de la familia es primordial, ya que la terapia consta de una seria de ejercicios de progresión lenta y con cierta dificultad. Y de esto, precisamente, dependerá del éxito de la terapia. Cuanto más colaboren las familias, mejores resultados obtendremos.

Desde la Fundación queremos agradecer la colaboración de la terapeuta visual Myriam Velasco Gallarda y al centro abierto Sant Jaume -Fundació Carles Blanch de Badalona por la colaboración y acompañamiento a Mosaab Dourou.